Elvia Alcaraz de Pilchik es una jovencita de solamente 83 años de edad, docente jubilada, abuela de 8 nietos y bisabuela de dos. Su edad no le quitó su espíritu aventurero y se lanzó al mundo digital gracias a la ayuda y paciencia de su nieto Gabriel Pilchik, quien utilizando un método interesante, logró que aprenda a dominar Facebook e Instagram. Su nueva conquista es el sistema de televisión y películas Netflix.

A sus 83 años de edad, Elvia maneja sus cuentas en las redes sociales de Facebook e Instagram, prácticamente sin ayuda. Esta docente jubilada, 33 años de servicio, llegó al momento de su vida de descansar y disfrutar de sus 8 nietos y 2 bisnietos. “Después de jubilarme, vino el montón de nietos, luego muere mi marido y me tengo que venir a Corrientes, trasplantada de Resistencia y quedo alejada de mi familia, de mis amigas, así que me sentí vacía”, recordó en charla con Vivir Plenamente.

“Tengo un nieto tan tenaz, que me decía, abuela por qué no empezás con la compu y yo no quería saber nada al principio, me parecía un mundo tan distinto al que había vivido”, relató aludiendo a Gabriel, quien la acompañó en la entrevista. Sin embargo, pese a los temores iniciales, reconoció que “me encantó y es mi alegría de vivir porque todos mis nietos están grandes, mis hijos muy ocupados, así que es mi gran compañía”.

En referencia al mundo digital, Elvia manifestó que “es maravilloso realmente porque no sólo uno se conecta con amistades, también con hijos de mis amigas que ya no están y familiares de Israel, Estados Unidos, Venezuela, Uruguay y eso es una felicidad terrible”.

El responsable de este acercamiento al mundo digital de Elvia, que lleva 8 años usando computadoras es Gabriel Pilchik, su nieto, quien explicó que “mi recomendación a los nietos es que tengan paciencia a los abuelos”. Como primer paso, señaló que “hay que ordenar a la persona para prepararla a las nuevas tecnologías” y reconoció que “es mucho más fácil hacerlo hoy porque las computadoras y los sistemas operativos son más simples”.

Agregó que “es un proceso que se va dando paso a paso y uno debe ir otorgándole elementos para que reconozcan cada parte”. Dirigiéndose a los abuelos “que no tengan miedo porque la tecnología esta en todo y hoy es todo mucho más fácil”. “Una vez que toquen internet caminan solos”, expresó y destacó que vive la enseñanza que le dio a su abuela “con mucho orgullo porque es una buena alumna y no tiene miedo a experimentar cosas nuevas”.

Ahora, Elvia descubrió Netflix y se prende horas mirando sus series favoritas, por lo cual, Gabriel armó (como lo hizo con las redes sociales), una serie de hojas de papel manuscritas, con instrucciones muy sencillas. “Hay que tener mucha didáctica, relacionar todo con elementos de la vida real”, dijo.

El mensaje final de Elvia fue el siguiente: “Abuelas y abuelos, les pido a todos que entren en este mundo nuevo, despacito, sencillito, le van a tomar el gusto y no se van a sentir solos porque es una compañía tremenda”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here