En la pasada emisión radial, nuestra querida amiga y columnista sumó a nuestra gran biblioteca de los domingos, tres títulos imperdibles en su habitual espacio de promoción de la lectura. Las tres obras literarias más que recomendadas para ser consumidas en las próximas vacaciones de verano, son de la autoría del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, “Gabo” como lo conocemos y lo recordamos por su ilustre pluma, con mucho cariño. Te contamos cuáles son:

 

 

 

 

“Del Amor y otros demonios”: El 26 de octubre de 1949 el reportero Gabriel García Márquez fue enviado al antiguo convento de Santa Clara, que iba a ser demolido para edificar sobre él un hotel de cinco estrellas, a presenciar el vaciado de las criptas funerarias y a cubrir la noticia.

Se exhumaron los restos de un virrey del Perú y su amante secreta, un obispo, varias abadesas, un bachiller de artes y una marquesa. Pero la sorpresa saltó al destapar la tercera hornacina del altar mayor: se desparramó una cabellera de color cobre, perteneciente a una niña. En la lápida apenas se leía el nombre: Sierva María de Todos los Ángeles.

“Extendida en el suelo, la cabellera espléndida medía veintidós metros con once centímetros. El maestro de obra me explicó sin asombro que el cabello humano crecía un centímetro por mes hasta después de la muerte, y veintidós metros le parecieron un buen promedio para doscientos años. A mí, en cambio, no me pareció tan trivial, porque mi abuela me contaba de niño la leyenda de una marquesita de doce años cuya cabellera le arrastraba como una cola de novia, que había muerto del mal de rabia por el mordisco de un perro, y era venerada en los pueblos del Caribe por sus muchos milagros. La idea de que esa tumba pudiera ser la suya fue mi noticia de aquel día, y el origen de este libro.”

“Relato de un náufrago”:  Aunque conocida con este título abreviado, el verdadero título de esta narración, mucho más largo, resume perfectamente la historia: Relato de un náufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre. Publicada por entregas en El Espectador de Bogotá en 1955 y más tarde en libro (en 1970), la obra tiene toda la apariencia de una novela corta, pero se trata en realidad de un reportaje periodístico que da cuenta de un suceso real. Este relato obligó a que su autor se diera al exilio en París.

La historia trata sobre Velasco, un tripulante del buque militar, que había estado en Mobile, Alabama (EE.UU.) cuando el A.R.C Caldas estaba sometido a reparaciones y logró vivir durante diez días en alta mar tras caer del mismo. Sobrevivió solo en el medio del mar, sin comida y haciendo cálculos de cuándo irían a buscarlo los aviones de rescate.

El relato tuvo fuerte repercusión nacional, ya que quedó de manifiesto que los marinos habían caído al mar a causa de unos cargamentos de contrabando que se soltaron en la cubierta y no por una tormenta como la Armada de Colombia denunció falsamente. La historia se publicó durante catorce días consecutivos en el periódico El Espectador en 1955 y en 1970 fue publicada en forma de libro.

“El amor en los tiempos del cólera”: El amor en los tiempos del cólera es una novela del escritor colombiano Gabriel García Márquez, publicada en 1985. La obra literaria está dedicada al verdadero amor. Esta fue inspirada en la forma en que se desarrolló la relación de los padres de García Márquez. Para escribirla se entrevistó durante varios días con sus padres, cada uno por separado, para encontrar más detalles de cómo iba a escribir la novela.

De jóvenes, Florentino Ariza y Fermina Daza se enamoran apasionadamente, pero Fermina eventualmente decide casarse con un médico rico y de muy buena familia. Florentino está anonadado, pero es un romántico. Su carrera en los negocios florece, y aunque sostiene 622 pequeños romances, su corazón todavía pertenece a Fermina. Cuando al fin el esposo de ella muere, Florentino acude al funeral con toda intención. A los cincuenta años, nueve meses y cuatro días de haberle profesado amor a Fermina, lo hará una vez más.

Con sagacidad humorística y depurado estilo, García Márquez traza la historia excepcional de un amor que no ha sido correspondido por medio siglo. Aunque nunca parece estar propiamente contenido, el amor fluye a través de la novela de mil maneras –alegre, melancólica, enriquecedora, siempre sorprendente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here