Como ya es habitual, la tradicional celebración del “Karaí Octubre” tuvo su epicentro este mediodía, en las instalaciones del Ministerio de Turismo de Corrientes. Así, el organismo abrió sus puertas para compartir una jornada donde la abundante comida fue la principal protagonista, además de la música folklórica y la degustación de comidas típicas.

La ministra de Turismo Inés Presman fue la encargada de dar la bienvenida a los presentes y se refirió al significado del Karaí Octubre como un momento para repensar nuestros orígenes, nuestras raíces, de este legado guaranítico que mantiene la vigencia del duende karaí, de generación en generación.

El segundo patio estuvo destinado a la degustación de productos regionales y en el tercer patio, se elaboró el tradicional Yopará por parte de Hugo Sánchez. “Es una tradición ancentral de las tribus guaraníes que tenían que ser previsores con el consumo, que eran los cultivos que nos brinda la tierra. Con esos productos se prepara esta receta que lleva carne de cerdo, de vaca, poroto blanco, maíz, papa, zanahoria, puerro, cebollita de verdeo, cebolla y tomate. El Karaí de Octubre aparecía a quienes no eran previsores y les daba un castigo. En cambio a las personas que eran previsoras les daba el doble de abundancia durante todo el año, explicó. La música llegó de la mano de Jorgelina Espindola y Gianella Niwoyda, ya promediando el mediodía de este memorable 1º de octubre.

Karaí Octubre “festejo Guarani”

Según la tradición, cada 1º de octubre inicia el mes en que escasean los alimentos: la mandioca, el maíz y otros productos vegetales son más difíciles de conseguir en el campo. El Karaí (señor) Octubre es, según la creencia popular, un duende maléfico al cual atraen la carencia y la pobreza. Por eso, el 1º de octubre de cada año, en los hogares se hace una comida en la que se sirve un suculento Yopará, similar a un locro, pero con porotos, con la intención de conjurarlo, ya que este duende no se queda en los lugares donde hay abundancia. El Karaí Octubre es un duendecito que sale de la región guaraní, tiene su centro en Paraguay pero la creencia también existe en Corrientes, Formosa y parte del Chaco y Santa Fe. Este duende castiga con un látigo a los que no supieron guardar en el invierno, y premia a los que tienen la olla llena el 1º de octubre, bendiciéndoles con la Espiga Dorada. Es por esto que los guaraníes recibían el mes de octubre con un delicioso “Guiso Yopará”, para conjurar al Karaí Octubre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here