34.5 C
Corrientes
26 septiembre, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Salud y Bienestar

Tiene 76 años y lleva más de 3 décadas compitiendo en el Dakar

[dropcap]C[/dropcap]ada vez que está por comenzar un Dakar, la atención cae sobre él. Como si se tratara de una especie de Señor Miyagi del deporte motor, con el récord Guiness que lo considera el piloto más longevo de la competición, Yoshimasa Sugawara sonríe ante las cámaras. Él está acostumbrado a la prensa, dado que desde 1983 dice presente en la prueba más exigente del mundo.

“Cuando corrí por primera vez no sabía el reglamento, recuerdo que iba en moto con una llanta de repuesto en la espalda, hoy todos se ríen cada vez que lo cuento”, afirma el japonés con la templanza que lo caracteriza. Su historia se inició en dos ruedas, luego pasó a los coches, pero en 1992 se enamoró de los camiones: “Es la categoría más interesante debido a todas las modificaciones que se han producido a lo largo de los años”, se justifica el asiático y agrega: “En el último Dakar fuimos testigos de una gran cantidad de lluvia fuerte, lo que resultó muy difícil para la navegación”.

Más allá de las condiciones climáticas, Sugawara mantiene el orgullo de haber concluido la carrera, porque según sus propias palabras, “había mucha presión porque era el aniversario 25 de Hino”. Con solo 3 abandonos en más de 30 años, el nativo de Hokkaido quiere seguir escribiendo páginas doradas en la enciclopedia deportiva de su vida. Para ello contará nuevamente con la presencia de su hijo, Teruhito, quien se sumó a la aventura desde 1999 como copiloto de su padre, hasta que en 2002 optó por independizarse.

descarga-1Así, en las últimas ocho ediciones el alumno venció al maestro, dado que sólo ha terminado en dos oportunidades fuera de los quince primeros. “Recuerdo el debut que tuve con mi padre. No tenía ninguna experiencia y todo fue una gran sorpresa; desde las asombrosas dunas hasta el ambiente tenso que se vivió”, dice Teruhito y detalla: “Todavía tengo en mente la etapa entre Zouerat y Tikjikja (Mauritania), donde pasamos más de 13 horas manejando. Fue lo más difícil de mi vida”.

A partir del 2 de enero, el parentesco se separará a través del duro recorrido que promete Sudamérica. El hijo intentará continuar superando la trayectoria de su padre, y el veterano buscará vencer (una vez más) a la naturaleza. Los reflejos y la fuerza del más joven desafiarán a la experiencia del histórico piloto japonés. Buenos Aires será el destino del reencuentro.

Por Fernando Taveira  ftaveira@infobae.com

Fuente: http://www.infobae.com/

Related posts

Las obras sociales y prepagas deberán aumentar el monto de cobertura por alimentos a las personas celíacas

Eugenia Godoy

¿Nos enfermábamos menos con la cocina de la abuela?

VIVIR PLENAMENTE

Científicos idean una terapia para regenerar los cartílagos con artrosis

Eugenia Godoy

Deje un Comentario