16.6 C
Corrientes
16 mayo, 2021
VIVIR PLENAMENTE
Información General

Aumentaron las llamadas a la línea 102 por maltrato hacia adultos mayores

[dropcap]L[/dropcap]a pro­ble­má­ti­ca del mal­tra­to a los adul­tos ma­yo­res es un fla­ge­lo en cre­ci­mien­to en la so­cie­dad ac­tual y, an­te di­cho es­ce­na­rio, dí­as atrás se re­a­li­zó en el Co­le­gio de Ma­gis­tra­dos de Co­rrien­tes la jor­na­da de Re­fle­xión Abier­ta so­bre “Des­pro­tec­ción y Vio­len­cia Con­tra la Ter­ce­ra Edad”. En el mar­co del even­to se su­po que van en au­men­to los lla­ma­dos a las lí­ne­as gra­tui­tas pa­ra asen­tar de­nun­cias.
El pa­dre Ro­ber­to Pi­ni, en­car­ga­do del re­fu­gio Be­a­to Juan Pa­blo II, la li­cen­cia­da Nelly Pin­tos, di­rec­to­ra del Área de la Ter­ce­ra Edad del Mi­nis­te­rio de De­sa­rro­llo So­cial de la Pro­vin­cia y la psi­có­lo­ga Ma­ría Isa­bel D’An­dre­a, del Cuer­po de Psi­co­lo­gía Fo­ren­se del Po­der Ju­di­cial, fue­ron los pa­ne­lis­tas que ex­pu­sie­ron so­bre in­di­ca­do­res, ti­pos de mal­tra­to, psi­co­lo­gía del en­ve­je­ci­mien­to, el rol y com­pro­mi­so de la so­cie­dad, las fun­ción del es­ta­do y otras cues­tio­nes re­la­cio­na­das a los adul­tos ma­yo­res.
En vir­tud de la ex­pe­rien­cia a car­go de un área cru­cial co­mo es la Di­rec­ción de Adul­tos Ma­yo­res, Pin­tos brin­dó de­ta­lles del da­to más so­bre­sa­lien­te, la can­ti­dad de lla­ma­dos “en au­men­to” que re­ci­ben a la lí­nea gra­tui­ta 102.
“La ver­dad es que he­mos lle­ga­do a la con­clu­sión de que muy po­ca gen­te sa­be a dón­de re­cu­rrir cuan­do se pre­sen­ta a un ca­so de mal­tra­to. Pe­ro a par­tir de la exis­ten­cia de nues­tra Di­rec­ción, de la par­ti­ci­pa­ción de los co­mu­ni­ca­do­res y de los me­dios de in­for­ma­ción pa­ra pro­mo­ver el cui­da­do de la Ter­ce­ra Edad, aho­ra la gen­te sa­be que pue­de re­cu­rrir a nues­tra Di­rec­ción en ca­so de emer­gen­cias y tam­bién lla­mar a es­ta lí­nea gra­tui­ta que nos con­ce­dió Mi­no­ri­dad y Fa­mi­lia”, des­ta­có Pin­tos a es­te dia­rio.

“En 2014 y 2015 he­mos re­ci­bi­do más de­nun­cias que en 2011. Se da por­que la gen­te an­tes no sa­bía dón­de re­cu­rrir o bien por­que aho­ra hay mu­cho más in­for­ma­ción dis­po­ni­ble”, agre­gó.

La so­le­dad es el prin­ci­pal mal­tra­to
Con­sul­ta­da Pin­tos cuál es el prin­ci­pal pa­de­ci­mien­to de la ter­ce­ra edad, la di­rec­to­ra del área sos­tu­vo que es la “so­le­dad”. “Es tre­men­do, has­ta los mis­mos fa­mi­lia­res los de­jan so­los, es in­cre­í­ble ver el aban­do­no de los hi­jos. Por eso no­so­tros les de­ci­mos “no es­pe­res lle­var una flor al ce­men­te­rio”, ellos es­tán es­pe­ran­do esa vi­si­ta a to­mar un té, un abra­zo, es ver­dad que to­dos lle­van una vi­da ace­le­ra­da, que con fre­cuen­cia las ac­ti­vi­da­des nos su­pe­ran y nos ol­vi­da­mos”, re­mar­có.
Los tres di­ser­tan­tes coin­ci­die­ron e hi­cie­ron hin­ca­pié en la ne­ce­si­dad de que se “to­me una re­al con­cien­cia de la mag­ni­tud del pro­ble­ma del mal­tra­to y la vio­len­cia en la ter­ce­ra edad”, pa­ra lo que re­sal­ta­ron el com­pro­mi­so de la ciu­da­da­nía y de las pro­pias fa­mi­lias.
“Don­de hay ca­ren­cia afec­ti­va hay vul­ne­ra­bi­li­dad, los adul­tos vi­ven con te­mor. La so­cie­dad to­da y las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do de­ben cu­brir es­tas ne­ce­si­da­des.
Hay ba­ches ju­rí­di­cos e ins­ti­tu­cio­na­les cuan­do se tie­nen que to­mar ac­cio­nes con­cre­tas en re­la­ción a los an­cia­nos y a las per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle”, di­jo el pres­bí­te­ro Ro­ber­to Pi­ni, y des­ta­có “el rol que cum­plen nues­tros an­cia­nos que son la sín­te­sis de nues­tra cul­tu­ra e iden­ti­dad”.
Por su par­te, la li­cen­cia­da D’An­drea se re­fi­rió a la psi­co­lo­gía en el en­ve­je­ci­mien­to y se­ña­ló: “Ac­tual­men­te se da una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te en el adul­to ma­yor, ya que exis­te un cam­bio de pa­ra­dig­ma en la re­la­ción de la so­cie­dad con el su­je­to an­cia­no.
Tam­bién se ex­pla­yó so­bre los de­sa­fí­os del en­ve­je­ci­mien­to po­bla­cio­nal y “la ne­ce­si­dad de me­jo­rar las con­di­cio­nes de vi­da de los adul­tos”.

Principios de las Naciones Unidas a favor de las personas de edad

Las Na­cio­nes Uni­das es­ta­ble­cie­ron una se­rie de prin­ci­pios a se­guir con el ob­je­ti­vo de pre­ser­var la in­te­gri­dad y la in­clu­sión de los adul­tos ma­yo­res en su en­tor­no. En­tre las pro­pues­tas, es­ta­ble­cen la ne­ce­si­dad de ge­ne­rar las con­di­cio­nes pa­ra su “in­de­pen­den­cia”.
En ese sen­ti­do, ins­tau­ra “el ac­ce­so a ali­men­ta­ción, agua, vi­vien­da, ves­tua­rio y aten­ción de sa­lud ade­cua­dos me­dian­te la pro­vi­sión de in­gre­sos, el apo­yo de sus fa­mi­lias, de la co­mu­ni­dad y su pro­pia au­to­su­fi­cien­cia”, des­ta­ca el in­for­me.
Asi­mis­mo, es­ta­ble­ce un ma­yor ac­ce­so a “o­por­tu­ni­da­des de tra­ba­jar pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos”.
Tam­bién a “par­ti­ci­par en la de­ter­mi­na­ción de cuán­do y en qué me­di­da de­ja­rán de de­sem­pe­ñar ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les”.
A su vez es­ta­ble­ce la ne­ce­si­dad de “ac­ce­so a pro­gra­mas edu­ca­ti­vos y de for­ma­ción ade­cua­do”.
“La po­si­bi­li­dad de vi­vir en en­tor­nos se­gu­ros y adap­ta­bles a sus pre­fe­ren­cias per­so­na­les y a la evo­lu­ción de sus ca­pa­ci­da­des”, agre­ga el do­cu­men­to.
Tam­bién a “re­si­dir en su pro­pio do­mi­ci­lio por tan­to tiem­po co­mo sea po­si­ble”.
En cuan­to a la par­ti­ci­pa­ción, las Na­cio­nes Uni­das pre­go­nan el ide­al de “per­ma­ne­cer in­te­gra­das en la so­cie­dad, par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te en la for­mu­la­ción y la apli­ca­ción de las po­lí­ti­cas que afec­ten di­rec­ta­men­te a su bie­nes­tar y po­der com­par­tir sus co­no­ci­mien­tos y pe­ri­cias con las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes”.
Tam­bién pro­po­ne que el adul­to ma­yor pue­da “bus­car y apro­ve­char opor­tu­ni­da­des de pres­tar ser­vi­cio a la co­mu­ni­dad y de tra­ba­jar co­mo vo­lun­ta­rios en pues­tos apro­pia­dos a sus in­te­re­ses y ca­pa­ci­da­des”.

Fuente Diario época

Related posts

Compromiso con los bomberos para acceder a la jubilación

VIVIR PLENAMENTE

Gran convocatoria en el festejo por el Día del Niño en el 17 de Agosto

VIVIR PLENAMENTE

La oficina móvil de la Defensoría de los Vecinos continuará recorriendo barrios

VIVIR PLENAMENTE

Deje un Comentario