21.5 C
Corrientes
26 octubre, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Entrevistas

Bar Mitzvá a los 82 años: "La búsqueda de la espiritualidad no tiene edad"

[dropcap]E[/dropcap]n tiempos muy importantes para la fe judía queríamos compartir la historia de un hombre que a los 82 años fue contactado por un grupo de jóvenes estudiantes de las Ieshivot de Jabad (rama ortodoxa) y lo impulsaron a encontrar su espiritualidad y realizar su Bar Mitzvá.

Hershl, nació en Argentina y conocía su condición de judío, aunque nunca había estudiado nada, pero recordaba el nombre de su madre en hebreo. Contó que nunca tuvo la oportunidad de formar una familia y que solo tenía relación con su sobrino y que deambuló por Brasil en busca de espiritualidad y estuvo en sectas y otras religiones buscando unir su alma con Di-s, pero que nunca sintió algo que lo mueva por dentro realmente. Ahora, se sintió atraído por el judaísmo pero no sabe nada y quiere aprender.

El rabino Mendi Maleh cuenta: “nosotros, aun conmovidos por la historia, le contamos parte de la historia judía y también la importancia de algunos preceptos básicos. Recuerdo que era el mes de Elul, lo invitamos a escuchar el sonido del Shofar, cosa que aceptó gustosamente. Intentamos convencerlo de colocarse Tefilín por primera vez y así realizar su Bar Mitzvá, pero se negó diciendo que aun no estaba preparado. Nos fuimos de la casa acordando regresar la siguiente semana”.

Maleh recuerda: “Luego de esa fascinante historia, volvimos a enseñarle más cosas de judaísmo que el escuchaba con atención. Cuando hablábamos de la importancia de Rosh Hashaná, nos dijo que tenía ganas de hacer su Bar Mitzvá. Le propusimos hacer una fiesta en nuestra Ieshivá. Aceptó y manifestó que quería invitar a sus amigos y amigas. Accedimos rápidamente y combinamos que el próximo jueves vendría a la Ieshivá a la mañana. Eran las 9:30 y recuerdo como llegó vestido como el homenajeado a su Bar Mitzvá, de a poco empezaron a llegar sus amigos que se sentaron a rezar junto a todos nosotros, entre ellos, un señor de 93 años que dijo no recordar la última vez que se había colocado los Tefilín y volvió a cumplir la Mitzvá después de mucho tiempo”.

“Luego comenzamos a colocarle Tefilín al homenajeado. Él estaba emocionado, recuerdo explicándole que ahora tendría el honor de subir a la Torá y decir las bendiciones correspondientes. Hasta ese momento, dijo no recordar su nombre judío, pero justo en ese momento exclamó: “Mi nombre judío es Hershl”. Luego lo invitaron lo llamaron a la Torá, pronunció las bendiciones antes y después de la lectura y luego junto con nuestros compañeros de Ieshivá, su sobrino y amigos, comenzamos a bailar alrededor de la Torá con alegría, festejando el Bar Mitzvá de nuestro nuevo amigo”.

“Después servimos el desayuno y escuchamos unas palabras de Torá. Antes de despedirnos, quedamos en encontrarnos a la siguiente semana. Recuerdo que cuando llegue al hogar, lo vi sentado en los sillones de abajo esperándome con la Kipa puesta. Me dijo que había decidido usarla. Juntos entramos al salón donde estaba la gente y el pidió silencio para que todos escuchen el Shofar”.

“Luego subimos y colocamos Tefilín nuevamente, Hershel estaba muy conmovido por el momento que había vivido y contaba cómo la gente lo había felicitado por su Bar Mitzvá. Emocionado, antes de despedirnos nos dijo: “No puedo verlos bien, pero les agradezco mucho por haberme hecho pasar el momento más lindo y feliz de mi vida”.

Nota basada en texto original:  http://goo.gl/N4KWB5

Related posts

Dr. Eugenio Semino: “En Argentina ningún jubilado puede vivir con 8 mil pesos”

VIVIR PLENAMENTE

Kinesiólogos de Corrientes trabajan intensamente para regular la profesión

VIVIR PLENAMENTE

Resaltan la necesidad de profesionales formados en materia geriátrica

VIVIR PLENAMENTE

Deje un Comentario