41 C
Corrientes
26 septiembre, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Entrevistas

"En 42 años de trabajo en el Poder Judicial nunca faltó un día"

[dropcap]D[/dropcap]omingo Córdoba cumplirá 93 años el próximo 13 de abril y lo compartirá junto a sus seres queridos, con una salud de hierro y diciendo “Pasamos!!!”. Trabajó toda su vida y lo reconocen como una persona muy metódica y ordenada. Trabajó en el Poder Judicial y en 42 años de servicio, nunca faltó a su lugar de trabajo. Su hijo, Carlos Alberto compartió su vida con “Vivir Plenamente”.

“Fue muy sano toda su vida en cuanto a vicios, nunca fumó, no tomó en exceso y tuvo y tiene una vida metódica y ordenada. No es dado ni lo fue a salir de noche o al juego. Hace unos 8 años murió mi mamá Yolanda Córdoba, con quien estuvo casado 56 años. Sintió su pérdida pero fue “apuntalado” por todos nosotros y salió adelante”, expresó su hijo Carlos Alberto quien tuvo la amabilidad de compartir la historia de su padre con nosotros.

“Mi papá Domingo nunca falta a una votación, siempre muy temprano en día de elección nos llama a uno de sus hijos y pide que lo llevemos a votar. Fue empleado del poder judicial del Chaco habiendo entrado como escribiente y se jubiló como director de personal luego de 42 años de servicio, y aunque parezca mentira sin faltar un solo día y con una planilla de servicios intachable. Doy gracias a Dios porque tiene una vitalidad fenomenal”, detalla aún más su hijo Carlos.

Cada 13 de abril, Domingo renueva sus fuerzas y se dispone a vivir un año más de vida con un festejo muy gracioso y particular. Levanta sus brazos y con puño cerrado dice: “pasamos!”.

Sin duda es una muy linda historia para compartir y dar a conocer a nuestros lectores que nos acompañan día a día. Además, es claro ejemplo de cómo sobrellevar – acompañado del amor de los familiares – la dura prueba de perder a un ser querido después de haber compartido muchos años.

“Por la mañana le gusta hacer crucigramas y tiene varios diccionarios y consulta a todos. Tiene la mente muy lúcida. Algunas veces cuando nos descuidamos sube al techo a limpiar las canalestas. Es demasiado activo y tenemos que controlarlo. Está una señora acompañándolo por si necesita algo y cualquier cosa nos llama por teléfono a los hijos. Pero gracias a Dios se basta solo para todas las necesidades”.

Domingo Córdoba trabajó junto a su padre Juan Córdoba (abuelo de Carlos Alberto), quien fue durante muchos años portero de la escuela Zorrilla, y Domingo lo ayudaba. Luego, Juan fue ayudante del Dr. Binaghi, un reconocido odontólogo de la ciudad de Resistencia.

Related posts

”Los docentes del país se han puesto la educación al hombro en este tiempo de pandemia”

Marita

"Melody" joven promesa de la música litoraleña

VIVIR PLENAMENTE

“El envejecimiento es un conjunto de situaciones que requiere de varias disciplinas para su estudio"

VIVIR PLENAMENTE

Deje un Comentario