11.2 C
Corrientes
16 junio, 2021
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

“Humanizar la vida”| Por Tona Galvaliz

Cuando se priorizan más las cosas que a las personas estamos equivocando el camino.

El capitalismo, consumismo, nos enseñó a darle más importancia a lo tangible por sobre lo intangible. 

Otorgamos más valor a una cosa que sea utilitaria, a una tecnología; valoramos y cuidamos más lo material que la propia salud: mental, física o espiritual. 

Se naturalizó incuestionablemente el concepto de que vales por cuánto tienes y no por quién estás siendo.

¿Te suena? Dime qué tienes y te diré quién eres.
Como dice una artista famosa de la televisión: “Como te ven te tratan y si te ven mal te maltratan”.

Nos volvimos insensibles a los valores éticos y morales, ellos no están en la prioridad de la agenda humana y lo que es peor, nos reímos de quienes viven bajo los principios de integridad, justicia, honestidad, respeto, responsabilidad, libertad, equidad, sensibilidad social, etc. 

Se escucha por ahí: “¿qué boludo que sos, cómo no robás ni aprovechás la oportunidad para hacer la tuya?”. 
Frase popular: “todos roban”, “todos mienten”, “nadie cumple”. 

Se prefiere “un tonto empujar que un sabio frenar”. 

Peleas, traiciones, muertes reales o simbólicas, conspiraciones con la finalidad de estafar y robar dentro de las familias, entre socios, dentro de áreas de las organizaciones, empresas, gobiernos, engañando y mintiendo con infinitas acciones delictivas, muchas legalizadas, discursos repetitivos trillados que hasta suenan infantiles y atentan contra el intelecto y la capacidad.

¿Nuestra civilización está evolucionando o involucionando?

Se percibe claramente un deterioro y degradación sostenida cada vez más aguda, nivelando para abajo.

En lo colectivo reina la superficialidad, la chatura, la inmediatez, lo playo, la estupidez.

De alguna manera, todos somos cómplices de esta construcción líquida como cultura.

Los procesos de deshumanización están íntimamente relacionados con los sistemas de dominación, sistemas de poder, de manipulación de las masas y de gobiernos de estados.
Convenientemente buscan anestesiar, adormecer, distraer, aturdir la consciencia, mirando para otro lado a lo inmoral.

Hay quienes creyendo que no hay salida, en busca de supervivencia, imitan el modelo deshumanizante. 

Este modelo de mal ejemplo se refuerza con los medios de comunicación y de información, que en realidad son de desinformación.

De seguir así, ¿cómo crees que será la vida en un futuro inmediato? 

¿Cuál será nuestra calidad de vida? 
¿Aguantará el planeta tanta depredación?
¿Qué estamos haciendo con la vida y de la vida?
¿Qué mundo estamos dejando?

La manera de recuperarnos como especie espiritual que somos es el cambio personal.

Siendo cada uno ese cambio que queremos ver en el mundo.

Para poder hacernos preguntas que nos traigan nuevas posibilidades sobre una nueva filosofía de vida, es necesario estar interesados en una vida y mundo mejor para todos.

Frecuentar el hábito de la introspección.

Bucear dentro nuestro para conocernos mejor.
A mayor autoconocimiento, mayor confianza personal, mayor capacidad para tomar buenas decisiones y dar respuestas proactivas. 

Para volver a la fuente necesitamos repensarnos y preguntarnos:

¿Qué vida quiero para mí, para mis hijos y nietos?

¿Cómo quisiera que sea el lugar donde trabajo?

¿Cómo me gustaría sean mis relaciones, personales, familiares, laborales?

¿Cómo me gustaría que sean quienes nos gobiernan y toman las decisiones del rumbo de nuestro país?

¿Qué tan tranquilo, seguro, protegido, deseo estar?

¿Cómo quisiera que sean los servicios y espacios públicos?

¿Qué quiero o espero en el trato con los jefes o empleados?

¿Cómo me gustaría ser tratado por los profesionales en instituciones públicas o privadas?

¿Cuál es la sensación y la emoción con la que me gustaría vivir?

¿Qué estoy haciendo concretamente por un mundo mejor, en qué contribuyo? 

¿Qué talento estoy dispuesto a ofrecer donde vivo, donde trabajo, donde disfruto?

¿Cómo me gustaría ser recordado cuando ya no esté?

Que tus decisiones y acciones sean de valor humano.

Related posts

“Recupera tu niño interior”| Por @TonaGalvaliz

Eugenia Godoy

Biodecodificación l Por Tona Galvaliz

Marita

Escuchá tu sabiduría interior| @TonaGalvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario