17.5 C
Corrientes
14 abril, 2021
VIVIR PLENAMENTE
Laila E. Daitter

Laila Daitter – Domingo 13 de Diciembre de 2015

[dropcap]E[/dropcap]n la última participación de nuestra querida columnista y amiga Laila E. Daitter nos recomendó un título de de lectura muy útil para compartir entre los abuelos y nietos y reflexionar sobre una problemática muy común hoy que son los jóvenes llamados de la “Generación Ni Ni”.

  • Por ello, nos dejó un libro que lleva el mismo nombre “Generación Ni NI”, de Alejandro Schujman. “Desde hace algunos años, un nuevo fenómeno social se ha puesto en la mira de los sociólogos y psicólogos de distintas latitudes: un alto porcentaje de jóvenes que ni estudia, ni trabaja, dificultando así su acceso al ‘mundo adulto’. Es la llamada Generación Ni-Ni.
    Como señala el autor de este libro, psicólogo y padre de familia, este grupo está formado por varones y mujeres de entre 17 y 30 años: ‘Sin proyecto de trabajo, vocacional, ni perspectivas de crecimiento personal, temerosos, indecisos, paralizados en su proceso de crecimiento, sin capacidad de tomar decisiones, instalados en el confort familiar. Lo que define la condición de Ni-Ni, valga la paradoja, es la indefinición,’ Con un lenguaje claro, ameno y coloquial, Alejandro Schujman explora esta problemática, y brinda una serie de herramientas, ideas, ejercicios y propuestas para modificar esta situación. Una guía para revertir el problema, para romper viejos mitos familiares que sostienen esta situación”.

Una muy buena oportunidad de lectura para que los abuelos puedan consultar en caso de tener que hacerse cargo de sus nietos porque los padres llevan adelante intensas agendas de actividades.

Son los adultos mayores, en ocasiones, los encargados de acompañar en el crecimiento de los jóvenes y de ir formando sus primeras herramientas para enfrentar a la sociedad.

Related posts

Laila Daitter – Domingo 04 de Abril de 2016

VIVIR PLENAMENTE

“Pueblo Arandú, pueblo que escucha”, del Paí Julián Zini | Por Laila Daitter

VIVIR PLENAMENTE

El Libro Rojo de Jung | Por Laila Daitter

Eugenia Godoy

Deje un Comentario