13.9 C
Corrientes
30 octubre, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Tona Galvaliz

¿Qué tal con tu vida?| Por Tona Galvaliz

La vida nos trajo a la vida sin nuestra voluntad, pero con nuestra voluntad viviremos. Parece una paradoja, ¿verdad?

No pedimos nacer, no sabemos vivir, no queremos morir.

Todo en la vida posee dualidad, polaridad. Por ejemplo, el dar a luz duele y alegra al mismo tiempo. Nos pone felices que se emancipen nuestros hijos y al mismo tiempo nos entristece el que se vayan. Nos alegramos de que un ser querido fallezca porque estaba sufriendo demasiado y al mismo tiempo lloramos y lamentamos con dolor su ausencia. Se trata de aprender a integrar las polaridades conviviendo con ambas, entendiendo que son parte de nuestra naturaleza humana.

En general, todos los aprendizajes son duales; por ejemplo: ¿cómo saber que estamos felices, si no conocemos la tristeza?, ¿o cómo sabremos que tenemos calor si no conocemos el frío?, ¿cómo definirnos que estamos sanos? Y seguramente porque hay ausencia de enfermedad.
No resistirse o luchar la dualidad, más bien darle la bienvenida porque es parte de la experiencia del aprender.

La pregunta del millón: ¿Qué tal con tu vida?

Sabías que lo que fue o cómo fue no tiene que ver con cómo en realidad sucedió.

El recuerdo es construido por la mente inconsciente en un 95%, sólo un 5% es consciente.
Te darás cuenta del alto porcentaje de construcción.
Esta construcción está teñida por la interpretación personal de lo que significa para uno y de lo que nos hace sentir sobre las cosas que recordamos.
Dos personas jamás recuerdan de la misma manera el mismo hecho.
¿A qué viene y por qué traigo esto de cómo se construye el recuerdo?
Muchas veces estamos entrampados o atravesados cuando nos pensamos o recordamos aspectos de nuestra vida que opacan, enturbian, amargan nuestro buen vivir, nos desestabilizan o alejan para poder tener un presente en armonía o bien diseñar un futuro feliz.
Si miras para atrás, te darás cuenta el largo recorrido caminado, tal vez atravesaste manantiales, desiertos, que te traen motivos para agradecer o maldecir, o tal vez desear que las cosas hayan sido diferentes.
No se puede borrar el camino hecho, pero sí se puede interpretarlo diferente, intentar encontrar el aprendizaje, la enseñanza, lo bueno en lo malo, lo perfecto en eso que crees fue imperfecto.

La capacidad de ser resiliente es salir favorecido de la adversidad, es ser agentes transformadores de negatividades en positividad o posibilidad; todo suma, enseña y fortalece.Tomar los aprendizajes de la vida con gratitud es señal de sabiduría y humildad.

Eso nos convierte en personas grandes y generosas.No nacemos sabiendo y a veces las cosas nos lastiman y dañan, nacemos para hacer experiencia, aprender, crecer, hacernos fuertes y más humanos mediante las experiencias; en definitiva, trascendernos.

Y cuando ya no estemos porque dejamos este plano, seguiremos vivos en el legado que contribuye a alguien de la sociedad.Alguien me dijo alguna vez en un momento duro de mi vida: “Nunca te arrepientas de lo que has hecho con amor”. Y hoy te lo digo yo a vos, he entendido que cada uno somos en cada instante nuestra mejor versión.

Si pudiéramos ser mejores, ¿lo seríamos? ¡Yo creo que sí!
Esta es una linda ocasión para volver a mirar con nuevos ojos, nueva mirada, nuestra VIDA, que seguramente es lo más valioso que todos tenemos.
Te invito a realizar este ejercicio y en esta oportunidad no dejo preguntas, más bien las preguntas poderosas transformadoras surgirán de tu interior. ¡Escúchalas!
Pon una melodía de tu agrado que eleve tu alma, busca algún espacio privado, siéntate cómodo en algún lugar que te guste y te invito a que puedas echar un vistazo recorriendo mental, visual, retrospectivamente con el corazón esos momentos, tu historia personal. Deja que tu espíritu te guíe, escucha la voz de tu alma y anota si quieres los mensajes de las imágenes, sensaciones que te va mostrando y contando, con la seguridad de que todo es posible para el que cree y reescribe tu historia, y crea el final que te gustaría para ti.
¡Haz las paces con la vida! ¡Camina liviano, con sentido y sé feliz!

Related posts

Alegre a pesar de… l Por Tona Galvaliz

Marita

Biodecodificación l Por Tona Galvaliz

Marita

“Cuidado con el estrés emocional”| Por Tona Galvaliz

Eugenia Godoy

Deje un Comentario