24.8 C
Corrientes
28 septiembre, 2020
VIVIR PLENAMENTE
Entrevistas

“Somos triunfadores, somos sobrevivientes”

[dropcap]E[/dropcap]s la frase ideal que resume la vida de Enda quien muy amablemente nos recibió en su casa en la hora y el día acordado. Seguramente todos hemos escuchado el refrán que dice: “En la vida hay que hacer tres cosas. Escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo”. Y en la vida de Enda todo parece cumplirse al pie de la letra…y mucho más.

La propuesta desde “Vivir Plenamente” era charlar con ella y que nos cuente sobre todas las actividades que hace con 74 años.  Con una memoria  prodigiosa, Enda no olvida ningún detalle de sus anécdotas de vida.

Escribió un libro, una canción, desde el 2007 es “Abuela LeeCuentos”, y también forma parte del grupo “Abuelas Tejedoras” y del Coro del Senado, hace pileta dos veces por semana y está aprendiendo a tocar el piano además de saber tocar la flauta traversa y se jubiló siendo profesora de inglés y traductora.

Ella es Enda Hynes-O´Connor quien nació en San Miguel de Tucumán y se casó en 1965 con Manfred Herbst a quien recuerda con cualidades muy lindas: “era muy capaz e inteligente. Era muy ejecutivo”.

“Él enseguida consiguió trabajo y a mi me contrataron en la orquesta sinfónica de la provincia porque tocaba la flauta traversa”, recuerda de aquel 1971, año en el que llegó a Corrientes en busca de mejores oportunidades, formando una familia y criando a dos hijos.

Ya jubilada, transcurre sus días entre varias actividades que día a día la mantienen activa y muy independiente. Ella sola, se hace cargo de los trámites que requieren el día a día. “Siempre fui muy independiente, y afronté las cosas sola, si no las arreglo yo, nadie lo hará por mi”, dice. “Subo y bajo las escaleras a pie, salvo que venga con peso que uso el ascensor. Es una forma de mantenerme activa. Hago también dos veces por semana pileta y hago terapia en el agua por cuidado de mi columna”, detalla sobre algunas de sus actividades semanales.

“Ahora voy al coro”, agrega Enda, refiriéndose al Coro del Senado del cual forma parte desde hace un tiempo atrás. También teje junto a un grupo de doce mujeres en forma voluntaria y solidaria, ayudando a madres que necesitan del cuidado del niño hasta el primer año. “Se tejen por parte o por cuadraditos y hacemos mantitas para abrigar a los niños”, detalló.

Los jueves por la mañana – y desde el 2007- se dirige a la escuela Nº 9 “Gustavo Gómez” del barrio San Benito para compartir y leer a los niños.  “Me brindan el cariño de nietos que no tengo acá. Ellos vienen y me abrazan y me brindan mucho cariño”, cuenta feliz. Y aprovecha la oportunidad para agradecer la excelente predisposición del cuerpo docente de la institución que siempre apoyó y acompañó la actividad de las “Abuelas LeeCuentos”.

  • – – –
  • – – –

Y ante la pregunta ¿Te gustaría hacer algo más?

-“Ahora me gustaría viajar a Australia”, lo cuenta luego de unos minutos de pensar.

Así es ella, decidida en las acciones que realiza y convencida de la fuerza que la impulsa. Es un ejemplo claro de todas las cosas que pueden hacer las personas mayores a pesar del paso del tiempo, siempre y cuando se tenga la actitud de hacerlas.

Agradecemos el tiempo con “Vivir Plenamente” e invitamos a todos nuestros lectores a buscar el libro de Enda, que se llama “Guarretazo”, Cuando éramos chicas”, que reúne memorias y recuerdos de su infancia. Además, ilustran los textos, los dibujos realizados por ella misma y su nieto.

Guarretazo

Related posts

El querido Dr Juan Miguel Fuentes presentó su libro "Economía y Algo Más"

VIVIR PLENAMENTE

Claves para comprender la situación de los jubilados y pensionados hoy

VIVIR PLENAMENTE

La erótica y la vejez ¿por qué no hablar de esto?

VIVIR PLENAMENTE

Deje un Comentario